5 playas catalanas que se salen de la norma

Ahora que oficialmente hemos inaugurado el verano os proponemos 5 playas idílicas de Cataluña que se salen de la norma.

-Cala Tavallera (Port de la Selva) En pleno Cap de Creus se encuentra una de sus calas más grandes, de 135 metros de longitud, a la que es difícil llegar (vía GR 11) pero cuyo imponente paisaje es toda una recompensa.

-Platja dels Muntanyans (Torredembarra) Mucho más larga (de unos dos kilómetros), esta playa está considerada espacio natural protegido. Destaca por su vegetación típicamente mediterránea y unas dunas de otro mundo. También se puede practicar nudismo.

-Platja del Port-Bo (Calella de Palafrugell) Complicado quedarse con una sola de las muchas playas de Calella de Palafrugell, pero quizá esta, por su encanto pescador y dimensiones reducidas saldría ganando. Es, por cierto, donde cada año tiene lugar la Cantada de Habaneras.

-Platja de l’Arrabassada (Tarragona) La Costa Daurada también tiene parajes fastuosos como esta playa de agua cristalina y arena fina. Por su cuidada limpieza es una de las favoritas de las familias: ir con niños está más que recomendado.

-Platja de La Fosca (Palamós) La conoceréis por el castillo en ruinas que tiene y la gran roca que separa la playa en dos: Lla Fosca y Sant Esteve de la Fosca. Una buena opción para los que quieran relajarse.