Los imprescindibles de Marruecos

Si estas vacaciones tu destino es el país de los sentidos, no olvides incluir estos lugares en tu ruta:

La Medina de Marrakech. Un lugar bullicioso pero envuelto por un aura mística, la Medina fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Rodeada por 90 kilómetros de muralla, en su interior encontraremos maravillas como la puerta de Bab el Yedid o la plaza de Jemaa el Fna.

El Atlas. La cordillera de 2.400 kilómetros que cruza el noroeste de África, desde Túnez hasta llegar a Marruecos. Basta un recorrido de media hora en coche desde Marrakech para iniciar una excursión que ofrece los mejores paisajes del país.

Los Jardines Majorelle. Fueron diseñados por el artistas Jacques Majorelle en 1924 y en los 80 pasaron a manos del maestro Yves Saint Laurent. Los jardines, ubicados en Marrakech, albergan cientos de especies vegetales provenientes de los cinco continentes y la famosa casa azul de estilo Art Déco y pinceladas modernistas de Paul Sinoir.

Essaouira. Una encantadora ciudad ubicada en la costa del Atlántico. Ahí podréis  disfrutar del mejor marisco recién pescado y visitar la muralla que rodea parte de la ciudad.

El desierto del Sahara. Dunas de más de 300 metros de altura se encuentran al sur de Mhamid, una zona del desierto menos masificada que la turística Merzouga. Pasar una noche viendo el cielo estrellado o surcar las dunas con un 4×4 son una experiencia que no te puedes perder.