Cómo doblar y guardar las sábanas

Una de las tareas del hogar que más nos cuenta pero que tenemos que hacer (como mínimo) una vez cada medio año, es el cambio de ropa de cama. Lavar, doblar y guardar los juegos de cama de verano y sacar las fundas nórdicas para el próximo invierno. Ha llegado el momento y os vamos a ayudar con unos consejos básicos. No será sencillo pero con paciencia y amor, el resultado os encantará.

Siempre que vamos a doblar las sábanas, es mejor hacerlo sobre una superficie plana y lo más grande posible. Además, si está a la altura de la cintura, la espalda lo agradecerá. Así que podéis elegir la mesa del comedor, cuanto más grande mejor.

Una vez las tenemos dobladas, hay que guardarlas en el armario.

Consejos a tener en cuenta

1. Apilamos las sábanas lo más ordenadas posible.

2. Podemos introducir la funda del cojín dentro del juego de sábanas. Queda muy ordenado y además todo el juego está junto y controlado.

3. Agrupar las sábanas por categorías: para cama de 1,50, para cama de 1,90…

4. Te recomendamos guardar las sábanas recién lavadas en la parte inferior, así te aseguras una correcta rotación.

Lo ideal es tener mínimo tres juegos de cama por temporada: dos para ir intercambiando y un tercero para emergencias.

Mira nuestra sección de fundas nórdicas si necesitas comprar alguna extra.