Miguel Bustos

Estoy hasta los cojines
del cartero cuando llama por la mañana

¿De qué estás hasta los cojines?
Estoy hasta los cojines del cartero cuando llama por la mañana.

¿En qué te has inspirado para hacer tu diseño?
En la naturaleza, en las plantas de mi pueblo.

¿Qué has querido transmitir con tu diseño?
Un poco de buen rollo, de que se pueda trasladar tu mente a un bosque o a un campo ficticio con plantas de colores.

¿Cuéntanos un poco como es tu estilo?
Pues por un lado el tema de los colores, suelo utilizar dos o tres colores porqué de hacer serigrafía, me limita mucho la paleta de colores y hace que mis obras estén planteadas con colores limitados,  y por otro lado, siempre me gusta dibujar plantas y animales, porque me gustan y lo hacen un poco más divertido.

¿Crees que en los últimos años ha habido un incremento de ilustradores o se les ha dado más visibilidad?
Sí, ahora mismo hay muchos ilustradores y todos muy buenos.

¿Tienes algún lugar concreto para dibujar?
Salgo al balcón y dibujo lo que veo, y siempre que salgo a la calle voy con la libreta y tomo apuntes, y luego para realizar trabajos o encargos saco ideas de esos apuntes.

¿Hay algo que se te haya resistido a dibujar?
Cualquier cosa realista, los edificios me parecen muy difíciles y aburridos.

¿Qué nuevos proyectos tienes?
Estoy trabajando en algunos encargos y también en algún proyecto editorial.

¿Lo más positivo que te ha pasado este año?
Me está saliendo mucho trabajo, y puedo trabajar de la ilustración que es realmente lo que me gusta.

¿A quién regalarías tu cojín?
A mi hermano pequeño para que duerma a gusto.

¿Te acuerdas de cuál fue tu primer dibujo/ ilustración?
Supongo que mi padre, mi madre y Tortugas Ninja.

¿Qué es para ti hogar?
Es el lugar donde puedo ir descalzo y sin camiseta sin que te importe nada.

¿Qué haces para no estar hasta los cojines?
Escucho música e intento no pensar en las cosas de las que estoy hasta los cojines.

 

Fotografías: Mauricio Salinas