¿A qué sabe la India?

Esta semana añadimos al recetario el pollo al curry. Un plato originario de la India, de tradición centenaria y la excusa perfecta para reunir a familiares y amigos en una misma mesa.

Ingredientes:

– 500 gramos de pechuga de pollo
– 175 ml de vino blanco
– 100 ml de leche
– 100 ml de agua
– 1 cucharadita de curry en polvo
– 1 cebolla mediana
– 2 de dientes de ajo
– Pimienta molida
– Perejil fresco

– Sal

– Aceite de oliva virgen

Empieza por trocear las pechugas de pollo a tu gusto. Si prefieres un plato más tierno, haz un corte grueso, si por lo contrario, te decantas por las texturas crujientes, lamínalas de forma más fina. A continuación, salpimienta cada uno de los trozos y pásalos por la plancha hasta que te queden al punto.

Para la salsa:

Una vez hayas terminado, pica la cebolla y el ajo, vierte una cantidad generosa de aceite en la paella y añádele ambos ingredientes. Es importante mantener el fuego a una baja intensidad para que tanto la cebolla como el ajo no queden crudos. Es un paso que requiere paciencia, pues te llevará unos 30 minutos obtener una buena fritura.

Añade una cucharada de curry y una vez se haya absorbido, vierte el vino. Deja que el alcohol se evapore con una intensidad de fuego alta. Pasados unos minutos, reduce la potencia y agrega el agua y la leche. Remueve la mezcla hasta  conseguir el espesor deseado y, luego, déjala en reposo unos 15 minutos. Por último, incorpora el pollo.

¡Recuerda que los mejores acompañantes de esta receta son el arroz y la buena compañía!